El Nuevo Gobierno se compromete a ampliar los servicios de salud a la población pobre no cubierta por la seguridad social, empleando para ello los subsidios o recursos que garanticen una salud para todos. Hagamos una cruzada para derrotar la desnutrición infantil.

Debe merecer atención especial la niñez, la mujer embarazada, nuestros envejecientes y los impedidos físicos.

Pondremos en práctica la atención médica primaria con todos sus requisitos e incluiremos estudiantes de medicina en las jornadas de vacunación masiva, luego de aprobar el entrenamiento correspondiente.

Organizaremos equipos de “MEDICOS QUIRURGICOS VIAJEROS” con el auspicio del Ministerio de Salud para que periódicamente se trasladen a las demarcaciones más apartadas del país.

Necesitamos abaratar las medicinas. El suministro de medicamentos genéricos de calidad comprobada es una de las soluciones.  La medicina preventiva y los planes de vacunación permanentes deben estar a la orden del día. La asistencia médica en los casos de enfermedades catastróficas serán compromisos del Nuevo Gobierno.

Construiremos un hospital siquiátrico adecuado a los nuevos tiempos tal y como existen en otros países del área.

Estableceremos BANCOS DE SANGRE REGIONALES luego de ser depurados en un censo de donantes. Igualmente, para reducir los danos causados por accidentes de todo tipo, se ampliará el sistema de atención de emergencias a todo el territorio nacional.

Envíanos tu opinión