Tenemos una de las más deficientes y costosas energías eléctricas del mundo. Necesitamos hacer un mayor esfuerzo en la inversión de nuevas tecnologías que permitan suministrar a precios bajos el fluido eléctrico que demanda el desarrollo del país y nuestro pueblo.

Para ello el Nuevo Gobierno brindará las facilidades para estimular la inversión en nuevas tecnologías sanas, no contaminantes. Haremos provecho de nuestro privilegiado sistema solar y eólico para producir energía.

El país debe lograr más eficiencia en la generación hidroeléctrica de nuestras PRESAS, y mejorar las condiciones de nuestras plantas termoeléctricas que operan con combustibles derivados del petróleo y a carbón.

Envíanos tu opinión