El país necesita descentralizar la economía, devolviéndole al campo la fe en la producción como fuente de riquezas, para ello es necesario: agua potable, luz eléctrica, semillas mejoradas, y maquinarias que respondan a las nuevas tecnologías libre de impuestos. Al productor Agropecuario le garantizaremos precios justos para sus cosechas y créditos blandos y oportunos para así lograr un AGRO-PROSPERO.

Nuestra industria lechera debe ser competitiva y el vaso de leche escolar debe ser garantizado con nuestra producción láctea nacional. Fomentaremos la agricultura en ambientes controlados (invernaderos) y lograremos mercados seguros y productos de calidad. El Nuevo Gobierno auspiciará la construcción de invernaderos con créditos blandos y cómodos intereses bancarios.

Envíanos tu opinión